Las empresas de bienes raíces deben de saber que el estar presentes dentro de las plataformas digitales les permite abrir sus puertas para la entrada de nuevos clientes, de más competencia y de mayor visibilidad y reputación. Aquellas agencias que no han migrado a este tipo de medios, tienden a quedarse estancados en su crecimiento, por eso es necesario que cada una de ellas cuenten con un sitio el cual esté optimizado para satisfacer las necesidades del cliente y que cumplan con los requerimientos del buscador de internet.

Ya que se constantemente Google está cambiando sus algoritmos, es crucial que las páginas web se vayan adaptando a estos nuevos cambios y vayan descartando aquellos elementos que pueden dañar la experiencia del cliente. Es por ello que en este artículo mencionaremos algunos consejos que se pueden emplear para poder rediseñar un sitio web ¡Comencemos!

Adiós a lo innecesario

Muchas veces, las inmobiliarias creen que agregando muchas cosas dentro de la página será más llamativo para el usuario, pero es todo lo contrario. En este punto del diseño web es bien empleada la frase “menos es más”, pero se debe de tener en cuenta que ese menos hace referencia a las cosas necesarias. Para que una agencia de bienes raíces y el mismo diseñador o programador sepa qué es aquello que puede afectar la experiencia del usuario, es necesario que se lleve a cabo un análisis acerca de los competidores. De este modo, se podrá visualizar qué elementos cuentan ellos y porqué son tan concurridos. Otra de las cosas que se pueden hacer es revisar los comentarios que dejan los usuarios y clientes respecto al sitio.

No abuses de las notificaciones y de los call to action

Uno de los errores más comunes es emplear muchas llamadas de acción; está bien que se quiera aumentar la cartera de clientes, pero tampoco es necesario exagerar en estos botones porque lo único que se logrará será aturdir al usuario.

Por ejemplo, entramos a un sitio web de bienes raíces que cuenta con  CRM software y de repente sale en grande una notificación que hace referencia a un call to action, después le damos clic a otra pestaña y de nuevo otra notificación. Estas leyendo algo referente al servicio y sale otra llamada de acción. Esto provoca que el usuario se fastidie y mejor cierre la página.

Lo que se desea con un sitio web es que la persona esté interesada y compre lo que se ofrece, no que se aturda y se salga de la página.

No exageres con las imágenes

Es verdad que las personas prefieren ver imágenes que ver palabras, pero es necesario comprender que dentro de un sitio web debe de existir armonía entre estos dos elementos. En vez de usar muchas imágenes, se puede agregar un video de calidad que permita llamar la atención de los usuarios. De hecho, muchas de las páginas que al principio tienen videos, suelen tener más visitas y posibilidades de generar una compra. Asimismo, son mejores para aquellos que emplean estrategias de marketing.

Dale descansos al usuario

Otro de los errores más comunes al momento del diseño web es que las inmobiliarias quieren meter mucha información y lo único que provocan es que no haya espacios en blanco que le permitan a la persona descansar su vista. Aparte, si un sitio no cuenta con esos espacios, visualmente se verá la información muy amontonada y no llamará la atención de los usuarios.

Estos son algunos de los consejos que debes de evitar al momento de pensar en diseñar un sitio web, recuerda que lo importante es que la página sea óptima para los dispositivos y buscadores, y que ayuden a mejorar la experiencia del usuario.